Todo debe mejorar.

Vamos a ver el reloj. Son las 4:50 de la madrugada del Domingo 4 de Septiembre del 2005. La hora y el momento ideal para estar actualizando un blog, no? Es que acabo de regresar de casa de un amigo y no tengo ganas de dormir.

La verdad, estoy un poco triste. Y si te da flojera volver a leerme quejándome de algo, cambia de pagina y se acabo. Si te interesa, pues sigue aquí en mi blog.

En esta ocasión, me siento un poco del nabo. En aspectos como lo que es la escuela, el trabajo y hasta la pagina, todo ha estado bastante bien y no me puedo quejar. En donde he estado un poco mal, es en el aspecto personal.

Aunque siempre escribo sobre cosas positivas en este blog, eso no quiere decir que cosas negativas no pasen por mi mente. Solamente que no me pongo a reflexionarlas aquí, porque para ver cosas negativas sal a la calle, voltea a cualquier lado y veras muchas cosas que están mal. Para encontrar algo positivo, luego si da un poco mas de trabajo.

Y bueno, cosas negativas han pasado por mi mente. Esta ultima semana si me fue un poco mal, varias cosas personales que quise arreglar salieron muy diferente a como estaban planeadas.

Quise arreglar algunos problemas que sentía que había con algunas personas, pero en vez de lograr que se acerquen un poco mas y regresen, siento que terminaron alejándose mas de mi. Ni modo, por lo menos internamente, me queda la seguridad de que di todo de mi parte.

Mi amigo Magnus siempre dice que todas las cosas que las inicie, las termine y que no las deje a la mitad. Ahora bueno, he pensando comenzar a cortar cosas y relaciones que simplemente han crecido mal en mi vida y que están causando conflictos.

Ahora la pregunta, es: ¿Como me gustaría ser recordado? Que cuando esas personas piensen en mi dentro de un tiempo,… cual fue el ultimo pensamiento que tienen acerca de mi persona? Eso es lo que no he decidido aun, de como dejare las cosas, cuando decida alejarme de ella.

Pasemos a la reflexión.

Me has fallado

Las personas fallan. Y regularmente, lo hacen bastante seguido. Esto ultimo lo sabemos por la experiencia de la vida, pero hay ocasiones en que pareciera que lo olvidamos. No tomamos en cuenta que todos somos seres humanos (y al decir todos, también a ti como persona incluye), y por lo tanto, en algún momento vamos a tener que fallar a alguien, en mayor o menor grado.

Cuando alguien nos falla en algo, en muchas ocasiones a esa persona la tachamos con un “como pudiste!” o un “Jamás lo creí de ti!”..patético, tachar tan duramente a una persona que no hizo las cosas como pensábamos que las harían, no es motivo para juzgarlas tan duramente.

En ese momento, la persona que te fallo es la acusada, pero..cuantas veces no hemos sido nosotros los que hemos fallado? Cuando tuvimos algún tropiezo o defraudamos a alguna otra persona, en seguida quisiéramos que nos perdonen. Suplicamos por comprensión y recuperar la amistad, pero cuando estamos nosotros como los jueces acusadores, somos duros en exceso.

Con la regla que midas, serás medido. Esa frase esta llena de sabiduría, y es seguro que cuando tu seas la persona que haya fallado, quieras que no sean tan duro contigo. Por eso, intenta no juzgar tanto a la gente por una falla, pues recuerda que es una persona y no es perfecta.

Hay personas que me han fallado, que últimamente me han defraudado, que en muchos aspectos son muy diferentes a lo que hubiera querido y esperado…pero no por eso los voy a dejar de querer y apreciar. Muchas veces habrán nuestras diferencias, pero yo me pongo a tratar de comprender su carácter, su situación y algún otro dato que me sea imposible tener. No sabemos que fue lo que lo orillo a causar la situación, que para tu sea algo desilusionante.

Ojalá que el día que alguien te falle, intentes comprenderlo. Sobre todo, si es un ser querido, recuerda que es un ser humano, y por mas bueno que sea y por mucho que te quiera, puede llegar a fallarte. El saber perdonar es un don, y pero yo considero que se puede adquirir al estarlo practicando. Perdona, comprende, ponte en sus zapatos, y podrás querer mejor a las personas, aun cuando en ocasiones lleguen a defraudarte.

Tal vez, el dia que defraudes a alguien y llegues pidiendo su perdón, te disculpe con una gran sonrisa en los labios….  

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: