Día de muertos

Hace frio. Eso indica que estamos ya muy cercano al invierno. Creo que son mas “friolento” de lo que pensaba, que últimamente he estado sufriendo con mis manos congeladas. Además, que en la escuela siguen poniendo el aire acondicionado como si estuvieran enfriando bolis o algo así, por lo que espero que no me de gripa o alguno peor.

Esta semana que viene casi ni vamos a ir a la escuela, pues hay un mega puente hasta el miércoles, y con eso que varios maestros me dieron las clases del Lunes, creo que no van a tener la alegría de verme (oilo…), así que para que no me extrañen, aquí les dejo mi reflexión SEMANAL..si, no vaya a ser que alguien pase por aquí y piense que casi no actualizo, es porque lo hago una vez por semana, 4 veces por mes, 48 veces al año. eso sí, de manera ininterrumpida.

Y bueno, estamos apunto de entrar a días de muertos. Recuerden, hay que llorarlos, recordarlos con alegría, jamás olvidarlos. Sin embargo, recuerda que ellos ya están en el cielo, a ti todavía te toca vivir. A quién le sirvan estas palabras, que las tome.

 

Mejor lo dejo para mañana….

He observado a algunos seres humanos (si, eso incluye a ti, a mi y ese tipo tan feo que vive cerca de tu casa), en mayor o menor grado, tenemos un problema común: el dejar para mañana, lo que podemos hacer hoy.

Según indican mis estudios, eso tiene gran culpa por nuestras raíces mexicanas, que en cierta forma nos hacen pensar de esa manera…no me voy a poner a discutir eso, aunque estoy 100% que no es un problema nada más de los latinos, sino que hay en todas las partes del mundo.

Y es que si nos ponemos a recapacitar, siempre pensamos que contamos con ese recurso ilimitado llamado “mañana”, y que siempre vamos a tener el tiempo y la oportunidad de llevar algun proyecto, acto o lo que sea a cabo. Hay que pensar que no siempre tendremos una nueva oportunidad de hacer las cosas, es claro que las circunstancias de la vida cambian a cada rato.

Y es que no me estoy yendo al extremo de que la otra persona vaya a morirse o algo, sino simplemente que la vida es muy cambiante: puedes tu cambiar de idea, puede la otra persona no estar disponible, puede un suceso pasar para no volver, etc..puede ser desde algo tan simple como no asistir a un concierto, pensando que al día siguiente mejor vas (y te das cuenta que cancelaron la siguiente fecha y te quedaste con las ganas), hasta el grado de decirle a alguien que lo quiere mucho, cuando luego puede no estar cerca de tí o algo que impida que lleves a cabo tu cometido.

Tal vez hagas lo que hagas, esa persona iba a alejarse de tí. Sin embargo, estás con la satisfacción de haberlo hecho y que esa persona sabe lo que piensas de ella. Vas a vivir con la culpa de “lo hubiera hecho”…como diría mi abuelita, el hubiera no existe. No, señor.

No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy, es una frase con tanta sabiduría, pero que sin embargo no tomamos de ella la valiosa advertencia contenida en sus palabras. Comienza esa dieta, mañana puedes cambiar de opinión…ve, comienza a hacer ese proyecto, tal vez luego lo olvides y no lo lleves a cabo..vamos, llamale, seguro te está esperando…no, no sigas ocultando ese sentimiento, es muy bonito decir lo que uno siente.

Vamos, en resumen, si hay algo que sienten que quieren dejar para mañana…VAYAN A HACERLO, tal vez para mañana sea tarde.

Nos vemos maña…digo, nos vemos en 7 días.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: