A gozar se ha dicho.

Que onda, jóvenes ilustres. He de confesarles que en estos momentos estoy muy cansado. No, no estoy cansado de la vida, de la corrupción y de la falta de sinceridad del mundo. Simplemente estoy cansado, porque han sido días bastante agotadores. Eso y una de las últimas aportaciones en el blog de El Zacko, hizo que se me ocurriera la reflexión de esta ocasión.

Sin embargo, antes de continuar, les muestro mi última creación/ociosidad, que realicé durante una de esas largas sesiones de tecleo de trabajos durante la madrugada, y para descansar un poco, me puse a estar de ocioso con unas fotos me pasó Jenny. Para poder ver la mini historia que hice, aquí les dejo el enlace, hagan clic en él:

El viaje de Enrique (click aquí, esperen a que se carguen las fotos.)

Ahora si, pasemos a la reflexión/fumada de la semana:

Tu vida… ¿la vives?

Esto parece una película, la cuál simplemente cada semana la vuelves a comenzar: Lunes, me levanto, voy a trabajar, regreso, como, reviso las tareas que tengo que llevar a la universidad, voy a la facultad, hago como que estudio como 2 o3 clases, regreso en la noche a mi casa, hago la tarea y estudio, para posteriormente dormirme. Luego, eso pasa al día siguiente, y el siguiente, y el siguiente…

No me quejo en exceso de eso, porque sé que aún estoy en la maravillosa etapa en la que estoy solamente de estudiante y mi trabajo es solamente prácticas profesionales, no tengo que estarme preocupando por mantener una familia o algo parecido. Y claro, también estoy conciente que en el futuro la vida se vuelva todavía más monótona cuando tenga un empleo, pero la vida se hace así si solamente TU lo permites. Déjenme explicarme, antes que me salgan con 20,000 argumentos de que esto no es cierto.

Lo que voy a escribir a continuación, podrían algunos tacharlo de alguna verdaderamente irresponsable. Sin embargo, también les voy a dar mi argumento. Yo siempre cumplo con mis obligaciones (tareas escolares, laborales, morales y muchas más que terminen en “ales”), sin embargo, me permito distraerme de lo que estoy haciendo para realizar algo que me llene. Yo soy capaz de estar en la tarde haciendo mi tarea, para de momento tomar la bicicleta a salir a dar una vuelta por las calles, como si no hubiera un mañana…bueno, no tan exagerado, pero como si no tuviera algo que hacer.

O de momento, sábado por la noche sé que tengo un examen difícil para el Lunes, y de momento salgo a dar la vuelta con mis cuates para despejarme de la semana tan dura. Suena bastante irresponsable esto, ¿verdad?, sin embargo, no quiere decir que olvide mis labores. Luego de la salida en bicicleta, regreso a hacer mi tarea, aunque tenga que terminar mucho más tarde (incluso, por eso luego tengo que hacer tareas en la madrugada). También, para el caso del examen, repaso un poco el mismo sábado durante la mañana, y me tomo todo el Domingo hasta tarde para dejar bien estudiadito todo, además que es casi casi es recordar, pues intento repasar de todo un poco a diario.

Como ven, cumplí mis labores. Ahora, viene la explicación de esta “irresponsabilidad”. Es porque la vida está para vivirla, ¿no?, y de momento me gusta salirme de la rutina, intentando distraerme. Las labores estarán hechas, no le fallé a mi trabajo y a mi escuela, pero también no me fallé a mi mismo, y me recompensé con un rato de diversión. Sonará mal, pero no hay que tomarse todo tan en serio….bueno, más bien no hay que dejar que la rutina nos absorba por completo.

Hay que ser responsable, preocuparse por el futuro, pero también hay que preocuparse por el gozar la vida, porque si todo el santo día siempre estás haciendo algo de tus deberes, vas a terminar muy estresado y en lo personal, muy frustrado, porque no le has dado algo de entretenimiento a ti mismo.

Ahora que lo pienso, creo que al llevar a cabo esto, realmente si me esto preocupando por mi futuro. Porque cuando este más grande y ocupado, estaría reclamándome el porque jamás gocé aquel tiempo, el porque me dejé atrapar por la rutina y no pude meter a mi colección de recuerdos, más momentos chidos. Esos que harán llenarte cuando estés con tus labores y responsabilidades. Este es mi punto de vista, cada quién acomódele a su caso personal, espero que comprendan mi forma de intentar gozar la vida, a pesar de lo agitada y laboriosa que es hoy en día.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: