Libertad.

Por fin. Llegó el día. El semestre ha acabado. Por fin, soy un hombre libre. Si, estoy bastante feliz. 

Un saludo a todos. Como ya habrán leído, se terminó el semestre en la escuela, puedo decir adiós a tantas preocupaciones escolares, que la verdad este año se pasaron de lanza y casi no he podido dormir durante as últimas semanas. Además, ya quería alejarme de esa escuela, que también había cierta cosa que pasó, que ya me tenía bastante incómodo y no tenía ganas de andar por ahí.

Bueno, ya olvidemos eso, ahora ando descansando felizmente en mi habitación. Fui bien malote, me levanté tarde. Estoy escribiendo esta reflexión con toda la calma del mundo, como hace tiempo que no lo hacía. Ahora puedo dedicarme a mis cosas personales, pues ya hasta mis artículos de la revista Atomix entregué ayer. 

Ahora sí, pasemos a la reflexión, voy a escribirla con calma. Tal vez no sea tan larga, pero ahora sí por fin estuvo preparada con anticipación. Enjoy.

Sin World, el mundo del pecado.

Ya tiene varios meses que pasó en el cine la película de Sin City: La ciudad del pecado. Sin embargo, en aquella ocasión no la vi, por lo que apenas pude rentarla y disfrutarla. Me parece una muy buena película, con una excelente narrativa, además que la historia te mantiene inmerso, queriendo saber más. Además, la forma en que combinan los universos de los diversos personajes, está muy bien pensado.

Pero esta nota no es una crítica de cine, sino que me puso a pensar esa película. Ya anteriormente, hace tiempo, en alguna actualización, había comentado algo de lo poco rosa que es el mundo en realidad, donde todos quieren acabar con todos, no saben ni en quién confiar y demás bellezas así.

Esta película de Sin City es bastante cruda, dura y sangrienta, donde puedes encontrar cualquier antivalor que se te ocurra. Aunque es una película, debemos ver que hay mucho de realidad, en los perfiles de las personas que salen ahí. Porque a veces, ocurre que estamos tan metidos en nuestro mundo y nuestras cosas, que olvidemos que en este planeta, lo compartimos con toda clase de gente, algunas buenas, pero también hay mucha maldad en el mundo.

Violadores, asesinos, manipuladores, etc…toda esa fauna nociva se encuentra a nuestro alrededor, y lo peor es que incluso pueden estar muy cerca de nosotros y no darnos cuenta para nada. Eso me pone a pensar cuánta porquería hay en el mundo, cuántas cosas que realmente nos hacen pensar hasta que punto el humano puede llegar.

En esos momentos, me pongo a pensar sobre las reflexiones que hago en este blog. Mucho de lo que escribo, podría ser incluso risible para algunos, con temas como “Lucha, jamás te rindas”, “No pierdas tus valores”, “Ama a la mujer, ella vale mucho”, etc… y después salir a la calle o ver las noticias, y ver como siento incluso inocentes todos estos temas. Sin embargo, aunque el mundo este muy sucio, no hay que dejar que lo ensucia a uno también. Si hay mucho de maldad, hay que contribuir a que por lo menos la gente lea algo que lo haga pensar positivamente de vez en cuando, hace cosas para sacar ese lado positivo y humano que muchas veces dejamos guardado. Es cierto, muchas de mis reflexiones seguramente no le harán caso y ni lo intenten aplicar al mundo real. Pero ya lo leyeron, ya reflexionaron conmigo buscando un momento positivo, eso me llena de satisfacción.

No puedo cambiar el mundo, no puedo incluso cambiar a una persona, pero lo que si no se puede, es dejarse arrastrar por toda la porquería que nos rodea, donde violadores, asesinos y demás personas, comparten el planeta con gente buena, sensible, que vale la pena. Claro que no estoy diciendo que yo sea una blanca paloma, pero no me considero malo. El mundo podrá ser más oscuro de lo que pensamos, yo estoy seguro que el común denominador de personas que leen este blog, sus desgracias no sean más que laborales, escolares o ¿qué es lo peor?¿Pasar la navidad solo, viendo tele? Hay gente que la pasa sufriendo, trabajando vendiendo chicles o cualquier otra cosa. Ya para finalizar, podemos resumir esto, que hay que intentar ser luz para los demás, aunque suene difícil, pero si todos nos volviéramos seres oscuros, ¿a dónde iríamos a parar? Tal vez terminemos solos como el protagonista de esa película, pero la satisfacción de haber hecho lo correcto, estoy seguro que es mejor que cualquier recompensa.  

Nos vemos en 7 días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: