EMV sin límites.

¿Cómo han estado? Supongo que para muchos este es su último fin de semana libre, pues es hora de regresar a la escuela. Claro que eso es para mis compañeros de universidad, ya que para otros ya regresaron a clases desde hace muchos.

 

Esta semana fue muy tranquila, todo transcurrió sin muchas sorpresas, lo único diferente es que el Lunes fui a un focus group (¿qué hago yo como mercadólogo dentro de un focus group, si se supone que no se debe?..pues..estem..jejeje), aunque no se preocupen, no tergiverse los resultados, pues me filtraron (¿se habrán dado cuenta?), y la única que entró fue mi amiga Mary, con quién fui. Me contó que le cayeron mal los de adentro, así bueno, me hubiera puesto rudo y lepero con ellos de haber pasado. Me gané por ir al evento un llavero y unas plumas, mientras que ella se llevó un florero y un portarretratos, lo que la hizo la envidia de la cuadra..bueno, de hecho no.

 

Aquí les dejo un artículo muy interesante escrito por Dan Hsu, editor de EGM. Esta bueno, habla de las formas en las que una persona puede llegar a escribir en una revista de videojuegos. Me gustó mucho, tal vez algunos ya lo hayan leído, pero supongo que muchos no. Está en inglés, así que a practicar mentecatos:

 

Artículo de como llegar a escribir en una revista de videojuegos.(Click aquí)

 

¿Qué más? En el sitio web de Atomix todo va tranquilo, y como estoy todos los días ahí, he notado como ha bajado un poco la circulación de gente desde el regreso a clases, pero todavía sigue activo, spammer y lleno de cosas interesantes (y otras no), para leer. ¡Ah! Y pakitos, hay a montones, eso sí. Ya estoy empezando a comprender porque a anteriores moderadores les salían canas verdes.

 

Y mi regreso a clases, esta cerca…..

 

Siempre ve más allá.

 

Los límites..¿quién sabe realmente cuál es el límite de algo? Si miramos hacia el espacio, realmente nos damos cuenta que tan pequeños somos, y no hay forma de que entre en nuestro entendimiento y capacidad de recepción de las dimensiones del entorno, para saber si tiene fin. No sé, el imaginar algo tan eterno, realmente me estremecerme un poco.

 

Pero bueno, no voy a volar demasiado. Porque los límites que más nos afectan no es el fin del espacio, sino los que nosotros mismos nos ponemos a veces. ¿Cuál es nuestro límite personal? Imposible saberlo, y estoy hablando de diferentes naturalezas de límites: labores, amorosos, sociales, culturales, creativos, etc..¿quién te puede decir realmente hasta donde puedes llegar? Nadie, estoy seguro, pero hay alguien que puede llegar a impedirlo, y en ocasiones es el que mayores trabas te pone: tu mismo.

 

En lo personal, creo que ha habido una limitación que me afectó de manera importante. En mi vida personal, durante casi 4 años estuve dedicándome a hacer, llamémoslo “algo”, sin embargo hasta hace poco sentí que todo lo que construí se me cayó como un castillo hecho de naipes (nombre que se le da a las cartas), sin que yo pudiera detenerlo y sin tener ningún fruto. De momento, me di cuenta que me limitaba demasiado a seguir en ese proyecto (o prospecto), intentando levantar un castillo de naipes que no tenía una buena base y un mal futuro. Fue muy importante estos tiempos recientes, porque decidí guardar esa baraja con mucho cariño por un rato, porque he decidido intentar con otra baraja de naipes, con el que estoy construyendo otro castillo. ¿Sacaré un día el otro juego de barajas, el de 4 años de dedicación? No sé, y no quiero pensar en ello, por el momento

 

Tal vez no entiendan lo que quiero decir, pero la idea supongo que si la captaron. Ese fue un limite que me dio trabajo quietarme de encima, solo dedicar todos mis esfuerzos a ese castillo de naipes. Y quitando lo personal y generalizando, pongamos que te pones un límite. Desde que te pones un límite, estás llegando hasta lo más que puedes hacer, porque no tienes un plan posterior a eso. Yo digo que cuando estés en un plan, siempre pienses en “ir más allá”. ¿Qué tanto? Más de tus capacidades, más de tu posición económica, incluso más que tus sueños. Si, sonó cursi, pero no se hagan, que les encantan que les hablen así.

 

¿Estas entrando en un equipo de fútbol? No pienses en llegar a ser el capitán, esfuérzate cada día y tal vez seas algún día el dueño del equipo o incluso te contraten para el extranjero. ¿Vas a comenzar un nuevo negocio? Seguramente cuando el creador de la compañía Bimbo empezó a hacer panecitos, no pensó que su empresa se convertiría en una de las más grandes de Latinoamérica. ¿Quieres a alguien y quieres hacerlo de verdad? No te limites, quiere hasta más allá.

 

Es diferente una meta, porque desde mi punto de vista hay metas y objetivos, pero estos pueden cambiar a cada rato, con el paso del tiempo y la edad. El único factor constante, es el ir más allá, no detenerse, porque el día que te detengas comenzarás a retroceder. Eso es casi de ley. Creo que es la mejor y debería ser la única forma de vivir, haciendo las cosas de todo corazón, sin límites, con entrega y siempre buscando ir más a allá de lo que ven tus ojos.

 

El gamer opina: Hola juego, viejo amigo.

 

No, no estoy enloqueciendo y este hablándole a un juego como si fuera una persona. Sin embargo, como dije en el 2do veredicto del análisis del Megaman X en la revista Atomix 72 (cómprenla..bueno, ya hice mi anuncio), reencontrarme con ese juego fue como ver de nueva cuenta a un viejo amigo. Y eso fue lo que me inspiró para mi opinión gamer de esta semana.

 

Y es que no soy tan freak como para pensar que un juego es mi amigo, pero otros jugadores no me dejaran mentir, pero la sensación y recuerdos que nos dejan ciertos juegos, podrían ser los equivalentes a una amistad. Eso lo he sentido últimamente, cuando pruebo nuevos títulos que están saliendo al mercado, pero que no me identifico con ellos, me divierten pero no siento nada especial en sí. Tal vez parezca de esos viejitos que nada más escuchan canciones de su época.

 

Pero cuando pongo, digamos, un Street Fighter, un Zelda: A Link to the past e incluso el Chrono Trigger, me vienen a la mente tantas anécdotas, tantas horas de juego, tantas veces que me junté con mis amigos para poder disfrutar de esos títulos. ¿Quién dice que los juegos nos vuelven antisociales? Si vas a se antisocial, paradójicamente, solito te puedes volver.

 

Tal vez sea el poco tiempo que paso con cada juego nuevo, pero estos no me traen recuerdos ni nada, no me dan tiempo de crearlos, y últimamente no es mi prioridad clavarme en uno, además que ya no estoy en la edad. Por eso, digo que ciertos juegos son como viejos amigos, pues son un re-encuentro con algo que disfruté durante mucho tiempo, que me hizo pasar ratos de diversión e incluso corajes (al no pasar una escena). Por eso, cuando llego a ver un viejo título de esos, es como decir “Hola viejo amigo, ¿cómo has estado? Juguemos juntos una vez más?”

 

Nos vemos en 7 días.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: