Tiempos de calma.

Ahora si, me atrasé un poco con la actualización de este blog. Normalmente para Sábado por la mañana, ya tengo listo esto. Sin embargo, durante las últimas 48 horas, prácticamente no he estado en mi casa, pues entre la trabajo, curso de verano y que me fui con mis cuates, pues ni siquiera llegué a dormir desde el Viernes. Entré a mi casa, hoy sábado como a las 4 de la tarde.

 

Bueno, ¿qué les puedo contar? Es bastante bueno para la salud que este todo en calma, pues si bien no estoy sentado placidamente descansando todo el santo día, tampoco tengo ninguna tensión extra que me saque de mis casillas. Apenas termine mi curso de verano, aprovecharé descansar, pero así placidamente, incluso tal vez falte un par de días a mi trabajo, para tener uno de esos días de holgazanería total, que realmente no tengo desde año tiempo.

 

Realmente ir a la escuela en estas fechas es bastante extraño, y no por el hecho de estar tomando clase en vacaciones, sino que no veo a nadie conocido en ella, pareciera que estoy en una escuela totalmente diferente, con compañeros que incluso jamás había visto. Pero bueno, ya falta mucho menos de un mes para tener que dejar de ir.

 

Y antes de pasar a rápida reflexión (que a decir verdad, esta vez estoy actualizando más por compromiso que por que me nació, porque no tuve tiempo de pensar nada), vamos a reirnos un poco. En el trabajo, fui víctima de una broma pesada, del clásico letrero que te pegan en la espalda con un “Patea aquí”. El hecho fue que los canijos lo grabaron y subieron el video a internet, para poder verlo hagan clic en el enlace de abajo, y ya que entren den clic a “Stop” para que termine de cargar (se ve que la barra gris se esta llenando), y ya que termine presionan “Play” (aunque solito empieza a correr el video):

 

Video de Enrique con letrero de “Patea aquí” (Click aquí)

 

Hay otro video, en el que verán que productivo soy en el trabajo, pues en ver de esta haciendo cualquier cosa, estoy jugando en la computadora con un compañero, jajaja. Eso también lo grabaron, para poder verlo da clic en el enlace de abajo:

 

Video de Enrique siendo improductivo en el trabajo (Click aquí)

 

Bueno, y para los jugadores, podrán encontrar otro video bastante gracioso más abajo, pero eso ya será en la sección del “Gamer opina”. Ahora si, pasemos a la reflexión.

 

Así soy, ¿y qué?

 

Hace poco, terminó la novela de Rebelde. Y me llamó la atención, el ver como generó una ola de odio inmensa entre varias personas. A mi no me llama demasiado la atención la novela en si, pero si hubo un par de canciones que valían la pena rescatar. Sin embargo, el punto es ver como hay varias personas que tienen un repudio total hacia el concepto, solamente porque los demás le dijeron que eso debe hacerse. Ni siquiera conocen de lo que trataba, y ya lo odiaban.

 

Eso me da mucha risa, pues si bien no era algo educativo, también hay que tomar en cuenta que solo era algo de entretenimiento. Lo rescatable del asunto, es ver como nos dejamos a veces influenciar tanto por la sociedad, que no permitimos crearnos un criterio por nosotros mismos, por el miedo de ser rechazados y tachados por los demás. Tal vez había alguien que le gustaba Rebelde, pero si llegaba a decir que le gusta..pobre de él.

 

Esta bien, vivimos en una sociedad y tenemos que convivir, pero creo que todos entienden lo que quiero decir: cuando nos guste algo, si no dañamos a nadie, pues nos gusta y ya. Y si no me gusta, pues lo mismo, no me gusta y se acabó, pese a quien le pese. Es desesperante que muchas personas se dejan arrastrar demasiado por el “quedar bien”, como el empezar a tomar cerveza, fumar cigarros o cualquier otro vicio, que no deseaba iniciar, nada más para que no se le queden viendo feo entre el grupo de amigos.

 

Es su forma de ser aceptado, pero, ¿realmente vale la pena ser aceptado por personas así? En ocasiones dejamos ir nuestro propio beneficio y principios, solamente por lograr un lugar en la sociedad, que a la primera de cambio te patearía, te cambiaría y no haría nada por ti. Por ejemplo, yo soy un joven que casi termina su universidad y me gustan los videojuegos. Muchos lo ven como un juego para niños. Si supieran la realidad, sabrían que a nivel mundial, el mercado objetivo de las compañías programadoras hoy en día son personas de más de 21 años. Pero tomando en cuenta que no lo saben, ¿y qué? Me gusta y no daño a nadie. No se dejen influenciar tanto por la sociedad, si con lo que les gusta o no, no te haces daño a ti mismo ni a nadie, que digan lo que quieran: las palabras se las lleva el viento, y cada cabeza es un mundo, y no deberías de ser tu mismo el encargado de volver ese mundo un lugar inhabitable para ti.

 

El gamer opina: Esclavos tecnológicos.

 

Antes de continuar con el tema de videojuegos en esta ocasión, vean el video de abajo., donde alguien ha hecho un video usando el audio del trailer del Super Smash Bros. Brawl del E3, y añadiendole unos subtitulos para entender mejor la letra. Risas garantizadas:

 

Gracioso video de Smash Brothers Brawl. (Click aquí)

 

Bueno, ahora pasando al tema, ¿a qué me refiero a esclavos tecnológicos? Es un tema rápido que tu bolsillo agradecerá. Las compañías de videojuegos, obviamente quieren que compres todos sus lanzamientos, por lo que crean campañas enteras para hacerte sentir algo: que lo necesitas con toda tu alma, incluso más que el aire que respiras.

 

Eso ha funcionado, pues este par de días me tocó ver un par de casos de personas, que realmente se han vuelto unos esclavos de sus consolas y PC. El primero, quiere comprar el nuevo Zelda, y esta pensando la manera de cómo ahorrarlo. Sin embargo, esta en un dilema, pues hay otro título nuevo que esta por salir antes, y no cree poder juntar el dinero para ambos. Y yo le dije la primera solución que se me vino a la cabeza: “Pues elige solo uno”, y me miró como si lo hubiera ofendido, y contestándome algo así como: ¿Qué te pasa? TENGO que tener ambos, no puedo perdérmelos?”, y es cuando lo vi su realidad: era esclavo de su consola.

 

Sin embargo, ahí no para, hubo el caso de otro cuate, ahora PC Gamer, que esta esclavizado a siempre tener la computadora actualizada. No come a veces, no sale a pasear, no gasta ni un centavo, pues tiene que juntar el dinero para comprar esa tarjeta de video o esos 512 megas de ram, que permitirán que su máquina sea la más poderosa…durante el mes siguiente. El punto es: los videojuegos y PC´s están a tu servicio, y no tu al servicio de ellas. Modérate, dales su lugar, pero que no se vuelvan el centro principal de tu vida, hay muchas cosas allá afuera que puedes disfrutar, y que podrían darte más satisfacciones que gastar todo en una máquina. Si tienes el dinero, pues cómpralas, pero que cuando te haga falta la lana para adquirirlos y dejes ir un juego, no te angusties, ya habrá otros más que vengan (siempre habrá) y ninguno es indispensable. Créeme.

 

Nos vemos en 7 días.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: