El humano deshumano.

Que tal, ¿cómo estás, asiduo lector del boletín?¿Realmente visita esto alguien en esta temporada? Es que me da la sensación que todos andan de vacaciones, porque oigo de muchos conocidos que están saliendo a tal o cual lugar, y yo sigo aquí encerrado en la misma rutina del resto del año, que varía entre escuela, mi casa y mi trabajo. Genial, ¿no?

 

Además, una semana he vivido otra semanita bastante monótona. Si recuerdan, cuando cree este blog, era con la idea de reflexionar vivencias y sucesos que acontecen en la vida diaria, casi siempre buscándole un lado positivo. Si hiciera esto, esta semana las enseñanzas serían sobre como evitar calambres al estar todo el santo día en una silla frente a una computadora (y eso del calambre es real, estaba en la oficina y me paré luego de 4 horas en la misma posición y…¡dolor!), o también como divertirte en los tiempos muertos en la escuela, cuando no hay ni un solo conocido o amigo a la vista. Aburrición completa.

 

Y pues lo que menos he hecho es descansar, pues aparte de lo ya mencionado sigo con un proyecto mío aparte, pero que como no me queda tiempo en la mañana y tarde, lo estoy desarrollando con unos cuates durante las noches. Ya todos los tiempos están ocupados, ¿notaste que la hora de dormir no está incluida? Me he trasnochado mucho, al grado de que la mayoría de gente los Sábados por la noche lo toman para salir y darse su vuelta, yo mejor lo agarré para regresar a descansar, y de paso actualizar esto.

 

¡Ah! Y también aprendí otra cosa: como echar a perder las cosas, ¿saben como? Al hacerlas solo por compromiso. Así que si ven un bajón drástico de lo que digo en mi blog en las últimas actualizaciones, síganme perdonando, pronto prometo inspirarme más y escribir algo más profundo.

 

Ahora si, pasemos a la reflexión.

 

Cuando la clasificación C ya no es nada.

 

Bueno, a falta de algo más chido, haré hincapié en algo que noté. El día de hoy, fui a ver la película de Silent Hill, que para quien no lo sepa, es la adaptación a la pantalla grande de un videojuego de terror. Véanla, está muy buena, pero no voy a hacer una reseña de lo que trata, sino de un aspecto que estoy notando: la insensibilidad de las personas.

 

Esta película es clasificación C, o sea, para mayores de 18 años, esto es debido a que contiene sangre, violencia y creo que uno que otro susto que supuestamente a un menor de edad le causaría un trauma. Antes de continuar, les recordaré que en los primeros tiempos del cine, una película en esa clasificación seguramente era algo donde la protagonista mostrara durante unos segundos el tobillo, algo que para nosotros actualmente nos parecería una ridiculez y una exageración. Poco a poco, las películas de aquella época, hoy en día son puesta como clasificación A, es decir, para toda la familia.

 

Esto es, debido a que las nuevas películas dignas de ser solo para adultos, son con mucho contenido sexual o grandes cantidades de sangre. Mi punto es, que tanta violencia malsana en cantidades industriales, poco a poco las personas se comienzan a volver insensibles al dolor ajeno. En la película de Silent Hill, había una escena en que una persona era realmente destrozada, clavándole por todos lados un alambre de púas, para después romperla. Esta escena, fue observada por todos los presentes mientras comían palomitas e incluso 2 estaban platicando riéndose. Es decir, vieron una escena realmente grotesca e impactante, pero para el pensamiento de hoy ya no era nada, solo una escena más. Y eso me preocupa, porque incluso ahora hay clasificación D, en donde ya es realmente sadismo lo que se muestra, ¿a dónde vamos a llegar a este paso?

 

Entonces, por eso ya no se me hace raro que cuando muestran esas campañas de “Ayuda a los niños con cáncer” o “Envía dinero a África” o algo así, ya no causa el mínimo impacto ver a esos infantes que están prácticamente en los puros huesos, estando vivos. Ya nos acostumbramos a el dolor humano, al grado de que ya no nos conmueve ni un poco. Eso está mal, debemos de tratar de re-humanizarnos una vez más, no dejar que nos infundan una cultura de violencia y dolor, recordemos que cada vida es preciosa. Piensen en este punto, y cuando vean una escena así, piensen en lo que ha de estar sintiendo la otra persona..tal vez la próxima vez que oigan una noticia sobre una bomba que mató a cientos de personas, le toman más importante que si el peje impugna o no.

 

El gamer opina:  Juegos sencillos, ¿juegos lelos?

 

En esta ocasión, la sección del “Gamer opina”, servirá para platicarles algo que me pasó: en la otra ocasión, fui a visitar a un cuate que tiene un ciber café y todas las consolas del mercado. A pesar de contar con el Xbox 360, la opción que siempre pedimos mis amigos y yo es la misma: una partida de Wario Ware. Podemos dejar de jugar lo que sea, pero nuestra encuentro de mínimo 2 horas con este entretenido título no puede faltar.

 

El juego proporciona diversión instantánea, pero no todos comparten la misma opinión: invitamos a un cuate a jugar, de esos que nada le gusta y lo critica a más no poder, al ponerse al mando de Wario Ware, su único comentario que logró decir es “este es un juego para lelos”. Y yo con cara de “WTF?”, y por supuesto, le pedí su opinión.

 

Lo que dijo fue lo más subjetivo del mundo, pues simplemente se limitó a decir que es una reverenda tontería esos mini juegos, debido a que no tienen profundidad ni nada. Y dejó de jugar. No intenté convencerlo, pues cada quién tiene derecho a opinar lo que quiera y sienta, pero yo si opinaría sobre su conducta: se esta perdiendo de grandes oportunidades de diversión.

 

Para él, si el juego no es hipercomplejo, con grandes gráficas y super sonido, no es bueno. Ha perdido el gusto de disfrutar de un juego sencillo, que realmente logra juntarnos como amigos a divertirnos y tener un rato de armonía, con una juego bastante sano. Ya no tiene esa sensibilidad de disfrutar de esos pequeños detalles, como los cientos de momentos divertidos que tiene este título, solamente para no sentirse mal por jugar un juego para niños (que pareciera, pero no lo es, cualquiera se puede jugar con él). ¿Eres de ese tipo de personas? Disfruta que el jugar es un pasatiempo, o lo que es lo mismo, una manera de matar el tiempo y si intentas ver con otros ojos este tipo de cosas, podrás volver a divertirte como niño, sin a fuerzas que tu juega tenga cantidades enormes de fanservice, miles de balazos o FMV de millones de dólares.

 

Nos vemos en 7 días.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: