Chismes vacacionales.

Una semana más, una actualización más. Sigo de vacaciones, sigo de vago nocturno y pues también he retomado un poco el control, pues aprovechando este tiempo de descanso, estoy intentando acabar el juego Dragon Warrior VII, que para quien no lo conozca, solamente les tengo que decir que es bastante largo y me va a llevar el par de semanas que faltan regresar a la universidad, para terminarlo.

Recuerdo que cuando no trabajaba, para estas alturas del período vacacional me entraba el típico sentimiento de que ya quería regresar a la escuela, pues me aburría en mi casa. En esta ocasión no, que llegue el día cuando tenga que llegar, pero voy a ocupar estos, ¿qué serán, 15 días?, para el glorioso regreso a clases, en seguir disfrutando, haciendo cosas que no había podido hacer.

Como esta semana, que dejé tirado el trabajo y cualquier otro compromiso, y me fui de pasa día a la playa con toda la banda, pero desgraciadamente para mi piel, nos fuimos en un Jeep Wrangler sin techo (además que no llevé bloqueador solar), así que imaginarán como me di una quemada. Si, ahorita mi cara esta toda roja. Además, creo que gastamos hasta lo que no teníamos y tuvimos que empeñar a un amigo (jeje, broma), pues desembolsamos casi 1000 pesos en comida en un Eladios, pues creo que pedimos una gran variedad de platillos, y obviamente salimos rodando. Pero estuvo delicioso.

Bueno, si ocurre alguna otra cosa que valga la pena resaltar, les platico la otra semana, que según algunos estudios, un internauta en promedio no se queda mas que unos cuantos segundos en una sola página, y quiero que terminen de leer todo lo que les pongo. Ahora si, pasemos a la reflexión.

La ilusión que no tiene el rico.

A veces (y no puedes negarlo), seguramente hemos sentido envidia de alguna otra persona, con una mejor posición económica, que compra muchas cosas, gasta demasiado y en general puede adquirir y disfrutar cosas que a nosotros nos cuesta mucho obtener o simplemente no podemos. Por lo menos, supongo que así les ha pasado a la mayoría de los lectores de mi blog, no creo contar con algún multimillonario entre ellos.

Sin embargo, a mi parecer de las cosas, llega un momento en que algunas no las disfrutan. Y no tienen ilusión. Tal vez para ti comprarte una camisa te gusta, no sea la gran ilusión tampoco. Para ellos es lo mismo, porque pueden comprar un auto, hacer un viaje o comer un alimento bastante caro con tanta facilidad, que no le toman el valor que muchos de nosotros les tomaríamos, y es porque no tienen una ilusión de obtenerlo, debido a que se les hace ya muy común.

Me explico: ahora que entré a trabajar a Levelup, tengo una entrada de dinero extra que me esta haciendo bastante bien el paro. Y aprovechando eso, en estos momentos ando ahorrando o para una computadora poderosa o para una laptop. Hasta el momento de escribir esto, no me he decidido que compraré, pero lo haré en poco más de un mes, pues tengo que ahorrarlo. Y el pensar en el producto que adquiriré me ilusiona, y como ha pasado anteriormente cuando compro algo por lo que he luchado, estoy seguro que lo disfrutaré muchísimo. Por otra parte, para estos momentos, a un amigo le acaban de comprar su nueva computadora, pero para eso vino su mamá y le dio un folleto para leer los modelos. Su único esfuerzo, fue el tener que decidir cual iba a querer. La computadora se la trajeron a la semana, y puedo decirles que no le emocionó demasiado. Porque no le ilusionó el tenerla, además que no luchó para nada por tenerla. Claro que no critico eso, cada quien que disfrute la posición económica que le tocó, pero el punto del asunto, es que cuando sientan envidia por el poder adquisitivo de alguien más, piensen que probablemente muchos de ellos no sienten la misma ilusión, porque no les da trabajo como a ustedes.

Pero ojo, no estoy generalizando, pues obviamente muchas de las personas que tienen dinero es porque de verdad lucharon por obtenerlo. Mi mención va hacia las personas que para obtener algo, lo único que tienen que hacer es estirar la mano. A mi me da mucho trabajo obtener el dinero, y de hecho la gran mayoría de lo que obtengo lo gasto en gasolina para el coche (así que si a alguien le hago un aventón..¡disfrútelo!, que me sale caro), pero cuando estrene mi computadora, veré materializado mi esfuerzo. Y para si alguien piensa que este tema surgió a raíz de que le tenga envidia a mi amigo por tener su computadora más rápido que yo, crea lo que quiera, hay jerarquías en las cosas importantes en mi vida, y la computadora solamente entra en la categoría de pasatiempos.

Antes de concluir con este materialista tema, les dejo esta frase para reflexionar: “No tengo todo lo que quiero, pero quiero todo lo que tengo”. La pueden a aplicar no solo a cosas, sino también a personas.

El gamer opina: El maravilloso Xbox Live Arcade.

Yo no tengo Xbox 360. Normalmente cuando juego para analizar, lo hago en casa de un cuate. Y una de las cosas por las que desearía tener ese sistema, es por el Xbox Live Arcade.

Inicialmente, cuando escuché sobre esa idea, no lo pensé como algo tan maravilloso, pues simplemente sería una vez más el “descargar juegos antiguos”. Sin embargo, ahora que lo analizo mejor, es una manera muy “chida” de poder mantener vigente lo retro. ¿Cómo esta eso? Ahora que esta de moda eso de miércoles de descarga, puedo ver con gusto como están recuperando poco a poco, esos grandes clásicos que nos divirtieron hace tantos años.

Esto vino por la salida de Street Fighter Hyper Fighting, y ahora el rumor de que Castlevania: Symphony of the Night, también lo hará. La ventaja, a mi parecer, es que como los liberan de manera anunciada y gradual, permite que se convierta en la descarga más popular de la semana algún juego, lo que permite disfrutarlo y ponerlo “de moda”, aunque sea de una manera muy corta.

En estos momentos, muchos jugadores están disfrutando de las maravillas de Ryu, Ken y compañías en sus primeras andanzas, aunque al rato se les pasa la emoción y lo vuelven a abandonar. No importa, seguramente para ese momento habrá otra descarga retro y volverá la fiesta.

En cambio, si les dieran todas las descargas de un jalón, ninguna llamaría la atención, tal vez los bajen todos y jueguen cada uno como 5 minutos, siendo que no disfrutarían de ese toque de nostalgia que les da el dedicarle unos buenos días a cada juego en particular. Creo que esos grandes clásicos lo merecen, y por esa razón, cuando apenas tenga oportunidad, adquiriré mi Xbox 360 para poder jugar en esta máquina lo nuevo y lo viejo. ¡Ah! Y por supuesto, no olvido el Wii, que nos permitirá descargar todos los juegos que podamos comprar, dándonos una emoción parecida.

Nos vemos en 7 días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: