Happy birthday to me.

Hoy, 14 de octubre, es el día mi cumpleaños. Solo por ser una ocasión especial, no voy a ponerme a reflexionar. Mejor nada más amenazo diciendo que la persona que no me felicite, cada vez que lo vea en la calle lo veré feo, jajaja..no es cierto.

 

Un año más se acumula, recuerdo que cuando éramos niños, un cumpleaños más significa otra fecha para que le den algunos regalos a uno, o por lo menos así era en mi caso. Conforme creces, te vas dando cuenta de cómo los años se acumulan, que hace mucho dejaste atrás a ese niño, y poco a poco se encuentra más lejana esa época. De pronto, te vas dando cuenta que también el adolescente que fuiste, ya no lo eres. Hace ya varios años dejaste de ser alguien que puedan llamar niño o adolescente, eres un mayor de edad y ya más de una vez alguien mas chico te ha llamado “Señor”.

 

Igual te das cuenta que en algún momento tuviste que guardar los juguetes y olvidarte de pasar esas tardes viendo la televisión, sin ninguna preocupación más que pensar que te darán de cenar. Ahora, te estás preparando para el futuro, para salir a esa jungla de asfalto a lograr tu propio camino, pensando en dar lo mejor y que tal vez en algún día, alguien más dependerá de ti en algún momento. Posiblemente, muchos ideales de juventud sean olvidados, y cometerás los mismos errores que reprochaste a los “adultos”, si, esos que veías grandes y aburridos, que te regañaban y los condenabas. Ahora eres uno de ellos, te has pasado al otro bando.

 

Hasta ahora notarás que ando medio melancólico, ¿no? No puedo negarlo, si ando un poco así. No se si sea una cualidad o un defecto, pero soy mucho de guardar cosas que en algún momento fueron importantes en mi vida, y lo tengo solo para recordar una etapa. Durante esta semana, durante 3 días no fui a la escuela, tiempo que aproveché para hacer muchas cosas que tenía pendientes, y aproveché además de entrar al baúl de los recuerdos. Me sorprendí de recordar tantas cosas que ya había olvidado, incluso me puse a ver un video mío de hace 5 años, y me doy cuenta que aunque he pensado que he sido el mismo todo este tiempo he cambiado mucho. Más allá del aspecto físico, he visto como he cambiado mucho en todo este tiempo.

 

Muchas personas afirman que la mejor época es la niñez. Yo pienso que la mejor época es la que vives en ese momento, cada una tiene sus ventajas y sus desventajas, sus alegrías y sus tristeza, y aunque viniera un genio de la lámpara a decirme que me concede el deseo de volver a una etapa anterior de mi vida, no lo haría. Esas etapas ya las pasé, ahora a lo que sigue. Seguramente vendría la tentación de corregir algo que haya hecho mal en el pasado, tomar una decisión diferente a la que tomé, pero eso no se puede y hay que tomarlo nada mas como lo que es: el pasado.

 

Lo que si, es que trato de recordar siempre esas épocas, no para regresar de ellas, sino para tomar lo bueno que aprendí en ese momento. Y porque no, recordar es vivir, y con nuestros recuerdos podemos vivir una vez más esos momentos tan especiales.

 

En mi paso por este mundo me he topado con muchas personas, que se han metido en mi vida y que voluntaria e involuntariamente, han cambiado el rumbo de ella de alguna manera. En primer lugar están mis padres, Omar y Delta, que siempre me han apoyado y regañado cuando era algo malo para mi lo que iba a hacer. También personas como mi hermano Alberto, mi abuela Rosa, amigos entrañables y personas muy valiosas como Miguel Espadas, Elías Burgos, Arturo Vázquez, Jenny Fuentes, Luis Salazar, Josué Domínguez, Aarón Espadas, Landy Cabañas, Felipe Bas, Raúl Barreiro, Gaby, Edwin y un largo etcétera, que mejor le paro ahí de nombres porque no quiero dejar a nadie fuera, por que seguro a muchos ya los habré olvidado por el tiempo, pero lo que significaron jamás se borrará, y de alguna manera siguen presentes. Con algunos todavía tengo contacto, con otros ya casi no y con unos más de plano ya no hay ninguna clase de contacto.

 

Gracias a gente como ellos, he aprendido muchas lecciones, tenido experiencias, creado muchas filosofías de vida que tengo ahora, como la que se define con la siguiente frase: “Si espero, alguien definirá mi futuro”. Antes era más de esperar a que pasen las cosas solas, y en mas de una ocasión alguien tomó una decisión por mi. Algunas fueron malas y otras buenas, pero ahora prefiero que sea buena o mala pero mía. En pocas palabras, tomar más responsabilidad del sentido que toma mi vida, luchar por como quiero que sea, y no como los demás quieran o se vaya dando.

 

También otra cosa que he aprendido es que el esfuerzo supera a la genialidad, pues yo se que no seré muy brillante en muchas cosas, pero ahora se que más con actitud y con acciones, puedo llegar a superar a alguien muy brillante en su campo, pero que le falta algo: ganas de hacer las cosas.

 

Y finalmente, en intentar siempre ver el lado bueno de las cosas, porque si caemos y nos quedamos tirados, jamás avanzaremos. Si algo salió mal, nos lastimó, nos dolió, pues ni modo, lo lloramos y lo lamentamos, pero que jamás se quede como un lastre, que dejaremos de ver otras cosas buenas que hay en la vida. Uno vino a este mundo para intentar ser feliz, y seguro uno de sus “chistes” es siempre estar constantemente moviéndonos para encontrarla. Tal vez jamás la encontremos en esta vida, pero posiblemente hayamos sido muy felices en su búsqueda.

 

Tal vez hasta ahora parezca un anciano hablando en sus últimos días. Yo siempre he pensado que todos los días son una nueva oportunidad para cambiarlo todo..¡pero vamos! es mi cumpleaños, y nada más me queda pensar que cosas me faltan por vivir, quienes serán las siguientes personas que marcarán un cambio en vida, que tanto cambiaré. Como sea, todavía soy joven, no he llegado ni a los 25 años y la función debe continuar.

 

El gamer opina: El foro de Sector N.

 

Yo había leído revistas de videojuegos toda mi vida. Era el clásico chavo que en las mañanas de los Sábados se levantaba a ver Nintendomanía. Pero no conocía casi gamers en mi localidad, ni tenía un lugar donde discutir con otros las noticias que habían.

 

Tiempo después que tuve internet, podía obtener mucha información de los diferentes sitios que había en la red. Sin embargo, seguía sin tener interacción. Poco después entré a colaborar a Sector N, era la primera ocasión en que podía decir que estaba escribiendo sobre videojuegos en un medio masivo…pero seguía sin interacción.

 

Ya había un foro en sector N, pero nadie lo pelaba. No fue sino hasta Agosto del 2002, cuando Lokuas abrió el foro para los seguidores de la página y puedo decir que ese lugar me marcó. Los primeros meses ahí fueron los mas maravillosos en la red, conocí muchos amigos, casi casi diría que tuvimos muchas aventuras, historias que contar y en general buenas experiencias.

 

Lamentablemente, todo tiene que acabar y muchos de los grandes posteadores del sitio comenzaron a dejarlo atrás. Algunos hemos permanecido, y en estos días ha habido una especie de renacimiento del foro, no al grado de antes, pero si un poco más de movimiento y también el regreso (muy momentáneo), de varios antiguos posteadores. Ahora ando invitando a todos los antiguos miembros de esta comunidad, que pasen a darse una vuelta a la página, por lo menos para saludar. Así que si quieres conocer el foro de mis recuerdos, el lugar donde inició mi andanza en internet sobre videojuegos, da click al enlace de abajo:

 

Foros de Sector N (click aquí)

 

Espero no haberlos dormido, y cuando quieran una buena comunidad de Nintendo, denle una oportunidad a este sitio.

 

Nos vemos en 7 días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: