Un solo detalle basta.

Aquí me encuentro actualizando nuevamente mi blog, ahora con un día de retraso. Normalmente, los Sábados a primera hora ya pueden encontrar ya subida al sitio la nueva entrada, pero en toda la semana no me pude sentar a escribir, y esto tiene una muy buena explicación.

Pero antes de empezar, quiero aprovechar mandar un fuerte abrazo a Mary por su recién pasado cumpleaños. Espero que si pasa por aquí lea esto, y pues que recuerde que ella es el papá número 1, jaja (perdón, chiste local)


Toda esta semana acudí al Simposium de negocios internacionales que organizó la sociedad de alumnos de la universidad a la que asisto, y ya conocen como son esos eventos, tienes que estar prácticamente día y noche en ellos. Realmente se aprende mucho normalmente, aunque en esta edición en particular no siento haberme llevado la gran cantidad conocimientos que hubiese esperado, pues más de una conferencia solamente se encargaban de resaltar lo obvio, como es el caso de la de Sergio Sarmiento, que en mi particular punto de vista no cumplió con las expectativas que generó.  
Una de las más esperadas era la del efecto Axe, que empezó con una hora de retraso. Recuerdo que una vez estuve a punto de escribir una reflexión sobre ese tema, pues no me parecía muy correcto el concepto que utilizan, pues ahí tratan a la mujer como se le pudiese conquistar solo por un olorcito. Ellas son mucho más complejas que eso, que se les necesitaría querer y apapachar mucho para lograr algo, pero bueno, tengo que aceptar que nomás es humorístico el asunto, y un buen gancho para vender el “elixir milagroso” para ligar que necesitan muchos desesperados (Jajaja) 

Durante el evento estuve acompañado prácticamente todos los días por mis amigos Mario y Landy (ambos le van al América…jaja, no es cierto), y hubiera estado perfecto todo, de no ser que a partir del segundo día, me empezó un dolor de ojos, espalda y piernas terrible, siendo que al final del segundo día vengo viendo al llegar a mi casa que  ya tenía muy elevada la temperatura, lo cual atribuyo esto al hecho de haber sufrido cambios tan bruscos de temperatura, ya que dentro del centro de convenciones parecía nevera y afuera nos esperaba el mismo infierno..bueno, creo que exageré, pero si hacía mucho calor.  

¡Ah! Y aprendí que tengo poco autocontrol. Antes de comenzar, no dejen de leer la sección del “Random zone”, donde escribiré del ahorcado que aparece en la película del “Mago de OZ” de 1939. 

Bueno, ahora si, pasemos a la reflexión. 

Un detalle basta. 

Si no notan demasiado inspirada esta entrada, no me culpen, como ya les dije todo el tiempo estuve fuera. Sin embargo, se me ocurrió como un buen tema el pensar como un solo detalle basta, para cambiar todo para bien o para mal, y ahora daré mi opinión sobre esto. 

Recuerdo la frase de “la primera impresión jamás se olvida”. Es obvio que esto se entiende como que el primer contacto es muy importante, y lo bueno o malo que piensen de ti en ese momento, es lo que regirá tu perfil ante los demás. Sin embargo, entrando ya de lleno en mi tema, es cuando considero que esto puede llegar a ser tan injusto.

Imagina que metes la pata en el primer contacto y por lo tanto creas una mala impresión. Sin embargo, eres realmente lo que andaba la otra persona buscando, pero esa imagen negativa que ya tienes creada es muy difícil de sacudir. Esto es debido a que (según yo), muchas veces tendemos a quedarnos con esa primera impresión y no tomamos en cuenta todo lo que venga.  

Esto también se puede aplicar al revés. Si he llegado a saber de casos de personas, que consideran que han estado luchando durante mucho tiempo para lograr mostrarle a otra persona (o personas o a quién sea), que es bueno en algo o que realmente le importa. Sin embargo, un solo detalle malo puede hacer que todo se vaya al caño, perdiendo tanta lucha solamente por un error, que cometemos naturalmente por ser humanos.  

Por eso es importante tomar a alguien por un todo y no por un solo punto, deberíamos evitar juzgar a las personas por una sola mala actuación, que pudo haberle ocurrido por las circunstancias, una confusión, un enojo o simplemente, ¡metió la pata y ya! Imagínense que triste sería terminar toda una amistad, porque alguien le falló en algo. Tal vez pudiese ser algo realmente decepcionante, pero es mejor voltear a ver por todo lo que se ha pasado, todo lo que se ha vivido, juzgar si de verdad es una buena o mala persona y finalmente tomar la decisión si  sigue siendo una persona querida para nosotros.

Igual en el caso contrario, una persona que no ha movido un dedo por nosotros e incluso nos ha hecho daño hace una buena acción, debemos tomarlo posiblemente como el inicio que posiblemente este rectificando con nosotros, todos deberíamos tener una segunda oportunidad, pero es el mismo caso, tomarlo con reservas porque no se puede olvidar todo un pasado, por un simple buen detalle. 

Random zone: El ahorcado de la película de “El mago de Oz”.

 En el año de 1939, el director Victor Fleming se encargó de la adaptación a la pantalla grande del libro “El mago de Oz”, la cual se convirtió en una de las mejores películas de aquellos años, e incluso hoy en día sigue destacando por su calidad. 

Sin embargo, una sombra negra siempre ha estado sobre esta película, debido a la leyenda del ahorcado que podemos ver en el filme. En una de las escenas en donde se encuentra ese peculiar grupo dirigiéndose a ver al mago, se puede observar (eso si, con un poco de trabajo), la imagen de un supuesto hombre que se ahorca enfrente de la cámara. 

Esto ha permanecido como una leyenda negra del cine. Sin embargo, al día de hoy y los avances en la tecnología, se ha podido hacer un acercamiento más nítido a la escena, y lo que ha podido verse (según el libro Secretos y mentiras de Hollywood.), un miembro del equipo que se percató de que estaba dentro del plano y rápidamente se quitó de en medio.  

Eso suena como una explicación mucho más lógica, sin embargo el video no deja de verse impactante y pues aquí se los dejo, para que lo vean y lo juzguen por ustedes mismos. Denle “Play” al reproductor que se encuentra aquí abajo, y observen con cuidado entre los árboles de la parte de atrás:

    

Nos vemos en 7 días.

3 respuestas a Un solo detalle basta.

  1. Francomagno dice:

    No espera….a no….no era nda, pero es un buen filme

  2. Según más investigación respecto a esto, ahora lo que se puede ver es un pájaro. Pero varios han coincididio que en la versión antigua, se veía caer el bulto, algo que en las nuevas versiones no pasa.

    Y no están tan locos, que yo recuerdo haber visto esa versión hace años (la del bulto), y pensé que era mi imaginación el haber visto caer e alguien en esa ocasión, pero si hay gato encerrado en todo esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: