EMV y su eterna paciencia.

Preparen sus pañuelos de lágrimas, pónganse melancólicos, que el show de EMV va a empezar…jaja, no es cierto, en esta ocasión lo que voy a escribir es para nada triste. Esta introducción tan rara la puse porque hace unos días mi amigo Luis Salazar, me dijo que estuvo leyendo mi blog un rato y dijo que cuando lo terminó de leer le daban ganas de suicidarse.  

Obviamente estaba bromeando, pero él se refería a lo dramático que era el contenido que había estado escribiendo las últimas semanas, ¿y saben qué?, tiene toda la razón, creo que ya me poniendo medio dramático. Seguramente si era la primera vez que entrabas a leer este blog, pensaras que su autor (Enrique Medina), es un tipo todo serio que se la pasa por los pasillos de su escuela diciéndose a si mismo: “Oh si, la vida es así, y asado, y etc…”, pero todo lo contrario, la verdad es que soy bastante necio, sangrón y mis amigos dicen que no saben como me aguantan. 

Sin embargo, cuando me pongo a escribir en este blog es realmente un rato de reflexión y lo trato con toda seriedad. Pero desháganse de esa idea, no vayan a pensar que soy un abuelito cascarrabias. Solo soy un cascarrabias. Y realmente son en estos momentos que estoy entrando en una nueva etapa, no solo por la salida de la escuela sino por muchas otras cosas. No me voy a poner a hablar de eso –lo haré en otra semana-, porque sino ahorita me voy a poner melancólico.

Por cierto, ayer fuimos salí con mis amigos a dar un vueltón y parecerá exagerado, pero lo que pasó de regreso creo que nunca lo olvidaré. Un antes y después, ¡qué venga lo nuevo!

Ahora si, pasemos a la reflexión. 

¿Y para que quieres verme enojado? 

Si, lo admito, este tema esta sacado así muy al vapor. No he dormido en casi 2 días, tuve una exposición que nos fue del nabo, además que siempre que me pongo reflexivo termino poniendo algo dramático. Vamos a evitarlo por hoy.

 Mis amigos me preguntaron, ¿porqué parece que nunca te enojas?. Voy a aprovechar para aclarar todo esto: si me enojo, pero solamente en casos muy aislados. Hace tiempo escribí una reflexión bastante marciana, en donde les comentaba como yo traía como que siempre puesta una “máscara” de felicidad. Incluso en los comentarios me pusieron que eso era algo malo, porque guardaba para mi todo eso que quisiera exteriorizar, que me haría daño si me lo dejaba todo interiormente. Y nuevamente, tenían razón. 

Sin embargo, les aclaro: yo si me enojo –y mucho-, pero son solo por cosas que de verdad vale la pena hacerlo. Muchos creo que tienen la idea de que soy un despreocupado, porque normalmente donde veo a muchos que andan ahí sudando frío por una responsabilidad, a mi me ven de lo más tranquilo, como si no me importase, siendo esto último bastante alejado de la verdad. Lo que yo preguntaría, ¿y para que quieres verme enojado? 

Como dice el dicho, “El que se enoja pierde”, y yo tengo paciencia, mucha paciencia. Y he aprendido que cuando estoy enojado, simplemente ya no reacciono como es debido, y puedo llegar a decir muchas tonterías. Si, porque a veces puedo usar mi sarcasmo que me caracteriza de tal manera que puedo llegar a decir algo que hiera al otro. Y eso no hubiera pasado si no estuviese enojado. 

Ahora me acuerdo de ese slogan: “llévatela leve”, no te enojes por lo que ya pasó, mejor ponte a pensar como lo vas a resolver ahora. No te enojes porque no hiciste algo que querías una vez, si todavía tienes oportunidad, pues te estas tardando. Simplemente intenten tener mayor autocontrol, pensar más con la cabeza fría te servirá para analizar mejor la situación y poder dar una mejor solución, una pensada y no realizada bajo el dominio del hígado. Claro que es más fácil decirlo que hacerlo, pero créanme, se amargarán menos con los reveses que da la vida. 

Random zone: Oh, it’s David Blaine!! 

Vean este video. Es una parodia de un mago llamado precisamente David Blaine, el cual va por las calles realizando trucos a las personas que se encuentre. Sin embargo, el que vemos aquí es una simple parodia, que hace trucos realmente exagerados, pero de una manera cómica.

 Y lo más gracioso, es que el tipo va de lo más serio, pero cuando hace un truco, se le queda viendo a la cámara y ahí es donde me da mucha risa…mejor véanlo por si mismos, aquí esta el video: 

Nos vemos en 7 días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: